Cada microinversor funciona de forma autónoma, lo que lo convierte en una unidad modular dentro de un conjunto solar mayor.